miércoles, marzo 09, 2011


Buenos días mamá, te escribo esta carta simplemente por dos cosas que nunca suelo recordarte, bueno, ni yo ni cualquier hijo de este mundo, es algo poco común pero que te das cuenta de que hacemos mal en no demostrarlo, en no decirlo. Pues yo me he decidido a escribirla hoy por si mañana pasara lo que pasara no estuvieras aquí conmigo, no pudiera verte ya más.
Gracias por todo lo que has echo por mi, por sentirte orgullosa de mi en cada momento, por darme esperanzas en todo, aunque hallamos tenido nuestros gritos, nuestras grandes peleas y esas cosas tan feas que he llegado a decir, para nada en este mundo quiero que pase eso, eres lo mejor que puedo tener en este mundo. Mami gracias por ayudarme a ponerme en mi camino, por llevarme al bien y hacer todas esas cosas que yo consideraba malas pero era todo lo contrario tu no querías perderme, querías situarme en el camino correcto y cada vez lo haces mejor, gracias por esos abrazos cuando he estado en mis peores momentos, por esas noches consolándome cuando no he podido parar de llorar, has llegado a devolverme la esperanza que perdí en varias cosas. Si pudiera pedir un deseo sería el de no perderte nunca, el hacerte inmortal y siempre tenerte a mi lado hasta el echo de mi fin, no me puedo imaginar ningún día levantándome y ver que no estás aquí, que ya no te reirás conmigo, que no me abrazarás; me gritarás ...
Hoy gracias a ti soy lo que soy y como soy. ¿Y tú? Tu eres la mejor madre del mundo la que le encantan mis defectos y mis virtudes que yo nunca llego a encontrar por mucho que me las busque, la que me saca grandes sonrisas cuando lo que deseo es desaparecer de todo, la que me aguanta en cada ataque de estrés en plena semana de exámenes, la única que sabe entenderme, apoyarme, creer en mi, sentirse orgullosa de mi y lo que nunca se cansa de centrarme y de darme esperanza, eres el foco que ilumina mi camino cuando no puedo ver nada y se que que si algún día te vas, me seguirás apoyando en todo para siempre, todo lo que soy es por ti si algún momento has pensado que lo has hecho mal por mi actitud es todo lo contrario tu nunca has hecho nada mal. Si me dieran la oportunidad de volver a nacer, sin pensar no lo dudaría mi madre volverías a ser tú.
¡Tequiero mami!



You Might Also Like

0 comments

POST POPULARES

LOOKBOOK

Instagram